Prebióticos y probióticos ¿Qué debemos saber?

prebioticos y probioticos
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Prebióticos y probióticos.

Muchas veces confundimos estos términos y no tenemos claro que significan, para ello es importante analizar la diferencia entre ambos y sus características.

Para mantener un microbioma sano, la clave está en mantener el equilibrio entre las casi 1000 especies diferentes que hay en el intestino. Hay dos maneras de mantener este equilibrio: ayudar a que crezcan los microbios que ya están allí dándoles los alimentos que les gustan (prebióticos) y añadir microbios vivos directamente a tu sistema (probióticos). Por eso ambos, prebióticos y probióticos son tan importantes.

Prebióticos y probióticos:

Prebiótico es un ingrediente alimentario que es fermentado selectivamente, lo que produce cambios específicos en la composición y/o actividad de la microflora intestinal. La cual a su vez, confiere beneficios en el bienestar y la salud del huesped.

Los prebióticos se encuentran en muchas frutas y verduras, especialmente en aquellas que contienen carbohidratos complejos, como la fibra y el almidón resistente. Estos carbohidratos no son digeribles por el cuerpo, por lo que pasan a través del sistema digestivo para convertirse en alimento para las bacterias y otros microbios. Por tanto fermentan al nivel del colón, sirviendo de sustrato a las bacterias favorables para la salud intestinal.

Los prebióticos resisten la digestión, absorción y metabolización en el huésped. Es fermentado por la flora colonizadora. Su característica principal es la estimulación selectiva de una o varias bacterias en el sistema colónico. Es por ello que al utilizar prebióticos, estamos usando ingredientes no viables, que estimulan el crecimiento de microorganismos positivos para la salud, tales como bifidobacterias y lactobacilos, que ya se encuentran en el colón humano.

Probióticos:

Son microorganismos vivos que administrados en cantidades adecuadas confieren beneficios saludables al huésped. Su efectividad según FAO-OMS depende de la especie, la cepa y la dosis.

Como principales características de los probióticos tenemos que mejoran la respuesta inmunitaria, producen sustancias antimicrobianas, actúan por exclusión competitiva y modifican la actividad metabólica bacteriana y por tanto la microecología del tracto intestinal.

Tenemos bifidobacterias, que predominan en los niños amamantados, aunque a medida que van pasando los años esta cantidad disminuye considerablemente, lactobacillus, que son estrictamente fermentadores, utilizando la glucosa como fuente de hidrato de carbono y levaduras que también se incluyen en los probióticos y que son específicas en la prevención de la diarrea del viajero.

Puedes tomar prebióticos y probióticos, tanto a través de los alimentos como de suplementos. Probablemente el alimento probiótico más común es el yogur.

Los probióticos también contienen organismos vivos. Una dosis única puede incluir una cepa particular de microbios o una mezcla de microbios. Al igual que con los suplementos prebióticos, los laboratorios comercializan productos para afecciones específicas, como el síndrome del intestino irritable.

A la hora de elegir un probiótico tienes que tener en cuenta una serie de caracter´sticas que debe cumplir: Seguridad, estar vivos, estabilidad, cantidad adecuada, nomenclatura específica, avidencia científica, almacenamiento, efecto benefioso y etiquetado.

Los probióticos son generalmente bien tolerados y se pueden administrar a niños.

A pesar de ello antes de la toma de un probiótico, como en otras ocasiones, es necesario contemplar la hipersensibilidad de cada persona a cualquiera de los componentes del producto.

Los probióticos se utilizan sobre todo en la prevención y en el tratamiento de alteraciones del tracto gastrointestinal, tales como:

  • Diarrea aguda
  • Prevención de la diarrea asociada al consumo de antibióticos

La ingesta adecuada de prebióticos y probioticos nos permite incidir en numerosos aspectos de la salud como la salud oral, salud de la mujer, en el equilibrio emocional y físico, en la salud gastrointestinal y en el sistema inmunitario. Antes del consumo de éstos debe consultar con su médico, que es el que puede hacerle una recomendación más específica.

Bibliografía: Revista Acofar, Medline Plus, Ultralevura.

Ver Prodefen Plus 10 sobres en Farmacia Cerca

 

 

 

 

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta