Melissa para combatir la ansiedad

melissa 2370812  340
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Melissa: Esta hierba aromática, originaria de las zonas mediterráneas del sur de Europa, era ya usada en la antigüedad para calmar los estados nerviosos.

En la actualidad, se sigue utilizando para reducir la ansiedad, calmar las palpitaciones y mitigar los procesos asmáticos leves.

Conocida también como toronjil, actúa como un analgésico natural que alivia dolores musculares y de cabeza e incluso estomacales, gracias al eugenol. Tomada en infusión es una de las más recurridas para aplacar la angustia y el estrés.

Esta planta medicinal cuenta con propiedades sedantes, digestivas, expectorantes, antivirales y cicatrizantes y proporciona diversos beneficios para nuestro organismo:

1. Combate los problemas nerviosos, como el estrés o la depresión y contribuye a mejorar el descanso. Gracias a sus poderes sedantes, mejora la dificultad para dormir y puede ayudar a reducir los ataques de ansiedad.

2. Alivia algunos dolores, como el cervical y el lumbar y ayuda a combatir la migraña debido a la presencia del eugenol, que impide la transmisión de señales nerviosas a las diferentes partes del organismo.

3. Contribuye a una mejor digestión, ya que favorece la asimilación de los alimentos y previene el mal aliento. Además, puede frenar la diarrea, los gases y el hinchazón abdominal y combate la sensación de empacho. Estimula la producción de bilis y puede prevenir así, la formación de cálculos en la vesícula.

4. Ayuda a bajar la fiebre, gracias a sus propiedades antisépticas. También posee efectos antiinflamatorios, ayudando a hacer frente a la congestión de las vías respiratorias y aliviando dolores menstruales.

5. Gracias a su efecto diurético y tranquilizante puede ayudar a controlar la tensión arterial, convirtiéndose en una aliada para las personas hipertensas.

6. Por su efecto antiviral puede utilizarse para tratar la infección del herpes simple. Del mismo modo, ayuda a combatir la infección vírica, como la gripe o en casos de bronquitis.

7. Se le atribuyen tambiéna la melissa efectos astringentes y cicatrizantes en caso de heridas, llagas y picaduras de insectos, cuando se aplica por vía tópica.

La melissa es un sedante natural y suave que puede ayudar a recuperar la calma en procesos de ansiedad y contribuye a mejorar la calidad del descanso. Además es una hierba con un agradable aroma y sabor, que recuerda al del limón, y que puede combinarse con otras plantas, obteniendo una infusión que mejora el estado de ánimo y logra un bienestar físico y mental. Así, Ondalium ha apostado por combinar melisa y albahaca en el complemento alimenticio Calm, junto con otros ingredientes como el hipérico o el limón, para mantener un buen equilibrio emocional y mejorar la respuesta ante el estrés.

Deja una respuesta