Antes de usar Frenadol

Frenadol
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Frenadol ¿Qué debemos saber sobre el Frenadol?

Cuando llega el frío, en las fechas que estamos, uno de los productos más usados es el Frenadol, pero no podemos olvidar que estamos hablando de un medicamento y que, como tal tiene sus efectos adversos y contraindicaciones. Es por ello que debemos leer el prospecto con atención y hacer caso a sus recomendaciones. En este artículo os dejamos algunas indicaciones generales que debéis tener en cuenta a la hora de tomar Frenadol.

El Frenadol no sirve para cualquier tipo de resfriado, ¿lo sabías?

No cura, no es capaz de acabar con el virus que provoca tu resfriado,  pero si es capaz de aliviar los síntomas que este genera y hacerlo más llevadero.  A medida que estos síntomas vayan mejorando debemos dejar de tomar Frenadol.

Es importante saber a la hora de tomarlo que contiene cafeína, así que los cafeteros lo deben tener en cuenta. Tienes que deshacer un sobre en medio vaso de agua, removerlo y beberlo. Puedes mezclarlo con alimentos y bebidas.

Frenadol sirve para tratar  la fiebre, la tos seca, el malestar general, los estornudos, el  lagrimeo y el dolor de cabeza.  Si no tienes tos, el Frenadol no es para ti, ya que estarías tomando un principio activo que no necesitas, como es el dextrometorfano. El Frenadol además lleva paracetamol, que es analgésico como antipirético, clorfenamina como antihistamínico, cafeína para evitar la somnolencia, y Vitamina C para ayudar en la recuperación. Gracias a estas acciones ayuda a pasar mejor el resfriado.

Frenadol Complex alivia 6 síntomas de la gripe y el resfriado: Fiebre y dolor: ambos gracias a la acción del paracetamol, tos: debido al efecto antitusivo del dextrometorfano, goteo nasal y estornudos: gracias a la clorfenamina, decaimiento: contrarrestado por la cafeína, que ayuda a paliar la somnolencia.

El Frenadol es un medicamento indicado en el alivio sintomático de los procesos catarrales y gripales que cursan con dolor leve o moderado, fiebre, tos improductiva (tos irritativa, tos nerviosa), y secreción nasal para adultos y adolescentes a partir de 14 años. Existe también la presentación junior para niños menores de esa edad y mayores de 6 años.

En adultos y adolescentes mayores de 14 años, la dosis es un sobre cada 6 u 8 horas, sin sobrepasar nunca las 4 tomas diarias, aunque siempre debemos buscar la dosis mínima que sea efectiva. Hay que tener especial cuidado en pacientes con insuficiencia hepática, y está contraindicado en pacientes con insuficiencia renal.  No se debe tomar con alcohol ni con zumos que amarguen.

Si los síntomas persisten a pesar de tratamiento se debe acudir al médico para evaluar la situación clínica. Precaución especial tienen que tener los diabéticos, por la sacarosa y la cafeína, también los que toman hierro, ya que la cafeína disminuye su absorción, separar las tomas al menos dos horas, no recomendado ni en lactancia ni en embarazo. Frenadol puede provocar somnolencia, así que no se debe utilizar maquinaria pesada ni conducir mientras se esté tomando.

No se debe exceder la dosis diaria y está contraindicado en procesos de hipersensibilidad a los principios activos, tos asmática, tos productiva, insuficiencia respiratoria, renal o hepática grave. Es incompatible también con tratamientos de bupropión, antidepresivos IMAO e ISRS,  linezolid, procarbazina y selegilina. No administrar en menores de 14 años, salvo la presentación junior, que es a partir de 6 años.

Existen varias alternativas al Frenadol, si tiene dudas consulte a su médico y farmacéutico sobre las diferentes opciones según su tipo de resfriado y sus síntomas. Elegir el más adecuado es importante a la hora de tratar el resfriado.

Fuentes: AEMPS y Pharma 2.0

Más info en https://farmaciacerca.es/frenadol-forte-granulado-10-sobres/

Prospecto Frenadol Complex Prospecto AEMPS

 

Deja una respuesta