Hipertensi贸n arterial 驴qu茅 debemos saber?

hipertension arterial
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Hipertensi贸n arterial qu茅 es la elevaci贸n persistente de la presi贸n arterial por encima de los valores establecidos como normales por consenso.

El l铆mite normal y saludable de la presi贸n arterial se sit煤a por debajo de 120 mmHg para la 鈥渕谩xima鈥 (presi贸n arterial sist贸lica) y por debajo de 80 mmHg para la 鈥渕铆nima鈥 (presi贸n arterial diast贸lica).

馃搶Si las cifras de presi贸n arterial sist贸lica (PAS) est谩n entre 120 y 139 mmHg y las de presi贸n arterial diast贸lica (PAD) entre 80 y 89 mmHg, se habla de prehipertensi贸n; las personas que se encuentran en este estad铆o deben iniciar cambios en su estilo de vida, incluyendo la dieta y el ejercicio f铆sico, para prevenir o retrasar la instauraci贸n de hipertensi贸n arterial (HTA).

No se recomienda iniciar tratamiento farmacol贸gico en estos casos.

Se considera que una persona padece HTA cuando presenta una PAS de 140 mmHg (o mayor) y/o una PAD de 90 mmHg (o mayor). Estos casos requieren de tratamiento farmacol贸gico, adem谩s de mantener los cambios en la dieta y el estilo de vida, siempre individualizando la estrategia terap茅utica tras considerar la situaci贸n cl铆nica de cada paciente.

La HTA por s铆 sola es silente, es decir, no produce s铆ntomas, pero s铆 supone un factor de riesgo cardiovascular que aumenta las probabilidades de padecer enfermedades cardiacas graves, como el infarto de miocardio.

Por este motivo, la HTA debe ser controlada y revertida a niveles normales, lo que implica un compromiso indefinido de cambio de la dieta y del estilo de vida, en muchas ocasiones acompa帽ado demedicaci贸n espec铆fica.

hta
hta

驴Qu茅 puedo hacer si padezco Hipertensi贸n arterial?

Aceptar que es hipertenso y que tiene que cuidarse. La hipertensi贸n arterial o presi贸n arterial alta es un trastorno muy frecuente que afecta a una de cada cuatro personas. No se cura, pero se puede regular. Hay que cuidarse, porque es una enfermedad que no siempre produce s铆ntomas, pero que puede

Hacer ejercicio. El ejercicio aer贸bico, como andar, ir en bicicleta o nadar, ayuda a reducir la presi贸n arterial y a bajar el peso, para controlar la hipertensi贸n arterial. Tambi茅n mejora el funcionamiento del coraz贸n y previene el infarto.

Levantar pesas no es un ejercicio aer贸bico y puede incluso aumentar la presi贸n arterial. Es importante consultar al m茅dico antes de iniciar un programa de ejercicios.

Tomar menos sal. Se recomienda limitar el consumo de sal (cloruro s贸dico) a un m谩ximo de 5 gramos al d铆a. Muchos alimentos enlatados, por ejemplo, contienen altas cantidades de sal. Se puede acostumbrar sin problema el paladar a cocinar con poca sal o sin ella.

Solo la reducci贸n de la ingesta de 9,8 gramos a 5 gramos de sal por persona al d铆a evitar铆a cada a帽o 20 000 accidentes cardiovasculares y 30 000 eventos card铆acos, seg煤n datos proporcionados por el Ministerio de Sanidad.

Perder peso. El peso excesivo puede elevar los niveles de colesterol, causar hipertensi贸n y aumentar el riesgo de infarto. Una dieta baja en calor铆as (1200 cal), con pocas grasas, puede producir una disminuci贸n de 10 unidades de presi贸n por cada 10 kg de disminuci贸n de peso.

Comer menos grasas. No solo ayuda a perder peso y a mantener la presi贸n arterial normal, sino que ayuda a prevenir los infartos de miocardio y las embolias no relacionados con la hipertensi贸n.
Medirse siempre la presi贸n a la misma hora.

Es normal que la presi贸n var铆e hasta 10 y 20 unidades si se mide en diferentes momentos del d铆a, incluso en cuesti贸n de minutos. Por ejemplo, el estr茅s emocional y la actividad pueden hacer variar la presi贸n arterial.

Visitar regularmente al m茅dico. La hipertensi贸n es una enfermedad cr贸nica y el m茅dico debe controlar su evoluci贸n y la eficacia de la medicaci贸n recetada al paciente. Un valor normal y saludable de presi贸n sist贸lica ser谩 menor de 120 mmHg y de presi贸n diast贸lica de 80 mmHg o menor.
Tomar la medicaci贸n correctamente.

Dejar de fumar. Las personas que dejan de fumar viven m谩s a帽os que las que siguen fumando, y lo hacen con mejor calidad de vida. Despu茅s de 10 o 15 a帽os de dejar el tabaco, el riesgo de muerte de un exfumador se aproxima al de una persona que no ha fumado nunca.

Casi de inmediato, la circulaci贸n de la sangre empieza a mejorar y el nivel de mon贸xido de carbono en la sangre comienza a descender (el mon贸xido de carbono es un gas que se encuentra en el humo del cigarrillo que reduce la capacidad de la sangre de transportar el ox铆geno).

El pulso y la presi贸n arterial, que est谩n altos en el fumador, empiezan a normalizarse.

Hay que tener en cuenta que, aunque la nicotina es el agente activo principal, otros compuestos y sustancias qu铆micas del tabaco, como el alquitr谩n y el mon贸xido de carbono, contribuyen a la acumulaci贸n de grasa en las arterias y, por tanto, a la rigidez de la pared arterial y a la hipertensi贸n.

Visita nuestra secci贸n de Parafarmacia

Fuente: Club de la Farmacia Almirall

Deja una respuesta