¿Cómo tratar la cera en el oído?

cera
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

El conducto auditivo externo está revestido por folículos pilosos. También por glándulas que producen un aceite ceroso denominado cerumen. La cera casi siempre se abre paso hasta la abertura del oído. Una vez ahí se cae o se elimina mediante lavado.

El cerumen puede acumularse y bloquear el conducto auditivo externo. El tapón de cerumen es una de las causas más comunes de pérdida de la audición.

Mucha genta acude al médico por pérdida de audición y, en gran parte de los casos, esta está producida por una elevada presencia de cera en nuestros oídos, lo que nos impide muchas veces escuchar con claridad. Es una de las cosnultas más frecuentes tanto en la consulta médica como en el mostrador de la Farmacia, hay varios métodos que pueden resultar efectivos, hoy os dejamos aquí uno de los que creemos que puede ser más efectivo contra la cera como es Taponox.

Hay personas que tienen mayor tendencia a la formación de cera y otras que por el contrario nunca pedecen este contratiempo. Para las primeras lo más aconsejable es visitar al profesional médico que es el que buscará la solución más acorde con cada problema. Lo último que se cree es que la limpieza con bastoncillos no es la más adecuada, pues puede generar el problema de que aplasta más la cera y queda más adentro, haciendo después mucho más difícil su extraccion. Dicho esto, aquó podréis aprender un poco más acerca de como se trata el problema de la acumulación de cerumen.

La cera es una secreción natural que funciona a modo de barrera, impidiendo que el polvo, las bacterias y otros microorganismos penetren al interior, y también evitando que se irrite con la entrada de agua.

Cuando se produce una acumulación excesiva, se foorma un tapón que puede producir unos molestos síntomas como pueden ser mareos, pérdida de audición parcial, picor, dolor y acúfenos. Hay algunos factores externos como el uso de determinados geles o champús, así como los bastoncillos que empujan la cera hacia el interior, pueden dificultar su extracción. Hay personas como los ancianos, los que usan audífonos o pacientes con afecciones cutáneas que son más propensas a crear cera.

Cuando el tapón de cera no remita o presente síntomas como fiebre, dolor de oído, secreción del oído o pérdida parcial de audición, se debe contactar con el médico. Aunque en la mayoría de los casos la acumulación de cerumen se puede tratar en casa con gotas o sprays de la farmacia, aceites, lavados con agua u otros métodos.

Taponox es uno de los métodos más recientes y efectivos que hay en el mercado. Es una spray ótico a base de agua oxigenada que rompe el tapón en varios fragmentos, respetando el PH fisiológico del conducto auditivo externo, además de crear condiciones asépticas ayudando a prevenir infecciones. Se aplican 4 o 5 pulverizaciones, 3 veces al día, durante menos de tres días. Taponox se presenta en forma de spray ergonómico de manejo fácil y eficaz que permite administrar la cantidad precisa, gracias a su aplicador en forma de pulsador. Su envase permite mantener las propiedades del agua oxigenada, el contenido permanece intacto durante todo el tiempo de vida útil del producto.

No deben usar Taponox:

Personas con alergia el peróxido de hidrógeno. Quienes sufran mareos o cualquier tipo de otitis (por ejemplo: dolor, infección, supuración). Quienes padezcan o sospechen que puedan padecer de perforación / afectación del tímpano. Quienes padezcan de acúfenos y/o tengan un historial previo de problemas de oído.

Lea atentamente todas las instrucciones de uso antes de utilizar el producto.

Si quiere adquirir Taponox puede hacerlo aquí:Taponox en Farmacia Cerca

 

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta