Ahora que se acerca el frío ¿sabes la diferencia entre la tos seca y la tos productiva?

mujertosiendo e1567707039599
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Ya estamos al final del verano y aunque el calor todavía persiste, en un abrir y cerrar de ojos tendremos aquí el invierno, el frío y con ellos los enfriamientos, resfriados y con ellos la tan molesta tos. Por ello es importante saber qué tipo de tos tenemos, y qué medidas tomar frente a ella, siempre supervisados por nuestro médico. Distinguiendo entre los distintos tipos de tos podremos elegir mejor el remedio.

frio
frio

Empezaremos por la tos seca, con la llegada del frío, hablaremos de tos seca cuando no hay producción de moco o flema, por eso se llama así. Lo que ocurre es que se irritan e inflaman las vías respiratorias altas, normalmente a causa de agentes externos como virus, bacterias o sustancias que provocan la irritación. Es una tos muy molesta, que normalmente tiene lugar en los inicios de una infección viral de la nariz o de la garganta. Es una tos persistente y suele ser más pronunciada durante la noche. Aunque no presenta expectoración, hay que tratarla desde el principio, desde el primer síntoma, para evitar que se perpetúe.

Debemos usar un tratamiento que reduzca su intensidad y su frecuencia. Los síntomas de la tos seca son una necesidad permanente de toser, falta de sueño por ello, cansancio, se tose sin expulsar mucosidad, tenemos el pecho despejado sin congestión y sensación de cosquilleo y sequedad en la garganta. Hay que evitar que evolucione a productiva. Otros factores causantes pueden ser el humo, el tabaco o la contaminación.

Por otro lado, la tos productiva, va acompañada de mucosidad y se produce por la necesidad de expulsar, precisamente, esa mucosidad, y esto se hace mediante la expectoración. Normalmente viene producida por el virus del resfriado común. Las membranas mucosas de las vías respiratorias se inflaman y producen una mucosidad espesa y pegajosa. En este caso el remedio más adecuado debe ser favorecer esa expulsión del moco, no cortarlo, porque estaríamos inhibiendo el proceso de curación del resfriado. En este caso aumenta por las mañanas y la congestión nasal es uno de los síntomas más importantes.

Como método de prevención debemos evitar los cambios bruscos de temperatura, especialmente en invierno, con las calefacciones, al entrar y salir de los sitios. También debemos lavarnos las manos con asiduidad, evitando tocarnos la nariz, boca u ojos. Ventilar con asiduidad las estancias, sobre todo aquellas donde hay una gran confluencia de personas. Además de abrigarnos bien cuando las temperaturas caigan.

Encuentra Aquilea Tos jarabe en www.farmaciacerca.es

 

Deja una respuesta